lunes, 25 de mayo de 2015

ADIOS , MAESTRO,ADIOS

Michel, ya sabíamos todos que estabas ya en el túnel ese fatídico , el que no tiene salida. Me he enterado hace un rato y aún con los ojos nebulosos, intento reunir los recuerdos que se me acumulan de repente. Alguna foto conservo, creo que en ella no tendría yo mas de tres o cuatro años, en la orilla de la playa de Tánger, con entonces tu novia, mi hermana y yo, junto a un vela ligera de la época, un "sharpie", supongo que de algún amigo del náutico.Mas tarde las salidas en el "louveteau" y luego con la "Belle Christine" de nuestro primo Pepe. Tu afición por los coches y aquel "Austin Seven" que recuperastes en alguna "Kábila"dónde se utilizaba de gallinero y tus manos lo dejaron funcionando y que arrancabas orgulloso a manivela. Las noches que me llevabas al puerto a la llegada del pesquero "Mosquito" de tu hermano, la descarga de las cajas de pescado y la preparación para una nueva salida al mar. Alguna carrera de coches en Tánger, una de ellas de formula tres de la época en el monte, recuerdo que estabas de comisario en una curva y yo contigo. Tus varios Renault cuatro cuatro y un dos cabalos con el que con un amigo te fuiste en un viaje non stop a ver las veinticuatro horas de Le Mans. Ahora estoy escribiendo esto y detrás mía la fantástica colección de la revista BATEAUX que gracias a ti pude completar mas o menos y que tanto me ha servido en mi vida profesional. Tus acompañamientos a puertos de tu zona, como Palavas, Carnon, La Grande Motte...... y poder yo ver veleros que luego ofrecía yo por aquí o cuando a la espera de que pasase una tramontana estaba yo en algún puerto y venías con tu coche a recogerme y esperar la bonanza juntos. No paran de venirme.... Adios Michel Adios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada